CAMBALACHE.

En 1934 el argentino Enrique Santos Discépolo, compuso un tango que denomino Cambalache. Seguramente el nombre no nos dice nada, pero si le dedicamos un momento a leer la letra pareciera que fuera hecho en estos días, a propósito de todo lo que está pasando con todos los males de nuestra sociedad, con temas como la corrupción, la moralidad y la maldad.

Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón, es una de las frases en un estribillo de la canción y viene como anillo al dedo frente a lo que está pasando en el país. Los casos de corrupción que viene ocurriendo como el de reficar, el de Odebrecht, el de la fiscalía y en el pasado el de agro ingreso seguro y otros tantos, no son cometidos por personas de estratos bajos, sus autores son políticos y ciudadanos con doctorados y especializaciones en el exterior. En otro estribillo dice que los inmorales nos han igualado, no sabemos si las cárceles van a alcanzar para albergar a tanto corrupto, ya no se sabe quién es quién se ha perdido en Colombia la vergüenza.

Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé, se escribió para ese entonces, miremos que pasa hoy. Venezuela viviendo su viacrucis, Brasil lleno de corruptos, Estados Unidos viviendo su drama con un presidente que actúa por convicción, Corea del Norte con un presidente belicoso, Inglaterra buscando estrategias para remediar su salida de la unión europea, Siria destrozada, el estado islámico amenazando al mundo, los niños muriendo de hambre por doquier, no sé cuántos problemas más quedan sin mencionar. Que falta de respeto, qué atropello a la razón. Eso se vive en esta querida y amada Colombia. Uribe señalando a Samper de violador, Peñalosa privatizando la poca empresa pública que queda, el fiscal colocando una cortina de humo frente las denuncias hechas por Robledo, senadores implicados en escándalos por corrupción ahora no conocen nada de nada, los jefes de las Farc y los paramilitares se dan la mano en señal de reconciliación y eso genera polémica, tele amiga y la iglesia católica se enfrenta por la visita del papa.

No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao. Así termina cambalache, como diciendo resígnate no hay nada que hacer, aquí todo importa menos la ética y la moral. Propongo que lo tomemos por la vía contraria, ahora es cuando más debemos hacer. Debemos quitarnos la venda de los ojos para ver lo que nosotros queremos ver. ¿Queremos ver un país en paz­­­­? Entonces salgamos a defender los acuerdos de la Habana, ¿Queremos acabar con la corrupción de la clase política? Entonces aprovechemos y en marzo démosle una paliza con nuestro voto, ¿queremos una sociedad justa e igualitaria? Entonces démosle la oportunidad a los líderes que han demostrado hasta la saciedad que son honestos y que defienden a los trabajadores y a las clases populares y humildes.

 

Carlos Arturo Rico Godoy.

 

2 Comments

  1. Augusto Rodriguez Ramirez dice:

    Buenas tardes amigos de Cootradecun. En días pasados hice parte del grupo de atletas que participamos en parada deportiva en la ciudad de Fusagasugá. Se nos prometió poder ver y gozar de dicho encuentro mediante medio visual, Drone, y no lo veo hasta el día de hoy. Será posible que lo pueda publicar. Gracias y felicitaciones a las directivas y personal que realizó dicho evento

    • Yeison Restrepo Ríos dice:

      ¡Buen día Sr Rodríguez!
      Gracias por escribirnos. De antemano disculpas por la tardanza en la publicación del material audiovisual de este evento. En el transcurso de la semana lo estaremos publicando a través de nuestras redes sociales; por favor esté muy atento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *