Docencia internacional

Educación, la clave del desarrollo industrial en Colombia

Xavier Sala-I-Martin, asesor de la dirección económica del WEF, explicó que no existe realmente una política industrial exitosa para todos los países por lo que cada país debe encontrar su método con la educación universal y de calidad como base.

El asesor de la dirección económica del WEF, Xavier Sala-I-Martin, destacó que el único elemento en común que tienen los países que en las últimas décadas lograron su progreso mediante una política industrial es que pusieron como base la educación universal y de calidad.

El experto explicó que cada país tiene características políticas, económicas y sociales que le diferencia de los demás y que hacen imposible que funcione con la misma efectividad una política industrial copiada de otro país como Taiwán, Singapur o Corea del Norte.

Sala-I-Martin agregó que en ese sentido, lo que debe hacer un país “es aprender de lo que se puede hacer y para eso hay que hacer una experimentación flexible: si empiezas a impulsar la minería y no funciona, pues abandonala no sigas con la minería 300 años después de que te diste cuenta que no funciona”.

Es decir que un país puede implementar una política industrial que beneficie a determinado sector, pero si esta no funciona el mismo Gobierno debe tener la capacidad para detener dicha política e iniciar el impulso de un nuevo sector productivo.

En ese sentido, el experto agregó que “en general los subsidios son una mala idea pero no descarto que en Colombia funcionen, eso habría que demostrarlo y para ello es necesario experimentar”.

Sin embargo, el experto resaltó que en cualquier caso se debe mantener el esfuerzo por garantizar la educación de calidad para toda su población, ya que todas las industrias tienen como componente principal el capital humano.

“Esta homogeneización de la educación, esta reducción en la desigualdad permite que todos se puedan beneficiar del crecimiento económico, lo cual permite también la creación de fuerzas de facto que favorezcan la implementación de políticas y es lo que acaba siendo la base de todo éxito”, añadió Sala-I-Martin.

Estudios revelan que la tasa de retorno de inversión en la educación de un menor de edad es de US$6 por cada US$1 invertido.

El experto señaló que “mientras aprendemos hay que hacer una política de experimentación equilibrada y descubrir qué es lo que va a funcionar aquí pero ya tenemos que empezar a cambiar radicalmente el sistema educativo y garantizar la universalidad de la educación de calidad en Colombia”.

Sin embargo, el economista también advirtió que la educación debe basarse en “enseñar a sobrevivir a los cambios” ya que los avances tecnológicos han llevado a la modificación de la industria global y destruyen profesiones al tiempo que crean unas nuevas.

Para Sala-I-Martin se debe enseñar “técnicas que permitan sobrevivir, por ejemplo todos sabemos que la clave del éxito no es el coeficiente intelectual sino la capacidad de esforzarse para explotar el coeficiente intelectual. Los psicólogos dicen que esto es una técnica que se puede enseñar: la capacidad del esfuerzo y el sacrificio”.

Fuente:  www.dinero.com