EN MANOS DE QUIEN ESTAMOS.

La semana pasada Colombia se vuelve a estremecer, no por efecto de ataques guerrilleros, ni por atentados, ni por masacres. Nos sacudió la noticia que fue detenido Luis Gustavo Moreno, el fiscal anticorrupción y hombre de confianza del fiscal Néstor Humberto Martínez. Pero más grave aún que es solicitado en extradición por Estados Unidos, es decir se convertirá en el primer colombiano es ser extraditado por este motivo. Esta captura suena como un chiste pues se sindica de corrupto al fiscal anticorrupción, quien en el papel debe salvaguardar la transparencia y la honestidad de los servidores públicos.

El fiscal anticorrupción tenía su cargo investigaciones de escándalos sonados de corrupción como el de odebrecht, reficar, en Córdoba el caso de los cupos escolares, el robo sistemático de prestaciones sociales de los educadores de este Departamento, el llamado cartel de la hemofilia que involucra al exgobernador Alejandro Lyons.

En el Llano, Moreno fue el encargado de dar a conocer al país a través de ruedas de prensa las decisiones que se tomaron desde su unidad y que dejaron también una solicitud de investigación para el ex gobernador del Meta y ahora jefe de la Unidad de Víctimas, Alan Jara. También, en su administración se tomaron decisiones que enredaron a funcionarios públicos con la presunta apropiación de recursos destinados a la construcción de la Refinería del Meta, LlanoPetrol.

En La Guajira, fue encargado de las investigaciones por corrupción en contra de la ex gobernadora Oneida Pinto y a alcaldes y concejales investigados por supuestas irregularidades en contratos para la alimentación escolar.

En Bogotá, la investigación importante bajo  la dirección de Moreno fue la que involucra a exfuncionarios y concejales por las presuntas irregularidades en la construcción de la nueva sede de la Policía Metropolitana de Bogotá. También tenía a su cargo investigaciones en departamentos como Santander, Chocó.

Hay un silencio cómplice por parte del Presidente Juan Manuel Santos, de los partidos de oposición como el que encarna Álvaro Uribe y del mismo Fiscal Néstor Humberto Martínez frente a la captura del fiscal Gustavo Moreno. Este hecho es bastante grave, porque queda en tela de juicio la justicia Colombiana. En manos de quien está el ente que se encarga de investigar, sería la pregunta que todos debemos hacernos.

El caso que hoy tiene al ex fiscal Gustavo Moreno a punto de extraditarlos es por el soborno hecho al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons. Otra pregunta que también debemos hacernos es ¿si este fue el único caso en donde el exfiscal sobornó?

Para acabar de completar el cuadro, su esposa la conoció en la cárcel el buen pastor donde estaba detenida por el delito de narcotráfico y gracias a la asesoría y defensa del exfiscal quedo libre.

Para cerrar con broche de oro, esta semana fue detenido el secretario de seguridad se la ciudad de Medellín Gustavo Villegas, por el delito de omisión de denuncia y por entregar información confidencial a delincuentes. Se queda uno sin palabras ante estos hechos tan lamentables que nuevamente ponen en el ojo del huracán, las actuaciones de muchos funcionarios públicos.  Que están relacionados con narcotráfico, paramilitares y bandas delincuenciales, lo de estos días nos deja muchas reflexiones y para concluir una sola cosa ¿en manos de quién estamos?.

Carlos Arturo Rico Godoy.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + once =