REFLEXIONES PARA SEMANA SANTA.

 

Iniciamos la celebración de la semana santa, época en la cual, tradicionalmente hacemos reflexiones, nos arrepentimos de las malas actuaciones y hacemos actos de contricción para mejorar. En ese sentido, hoy quiero referirme a varios temas, para que en la semana mayor, pensemos y busquemos las estrategias del cómo actuar, en algunos casos y en otros, para tomar posiciones de carácter político.

  • En el marco de la negociación del pliego de los trabajadores, el aumento salarial por encima del IPC, está en veremos, pues el Gobierno sustentado en diferentes aspecto económicos, dice que no está en capacidad de ofrecer más. Por lo anterior, se llama a los trabajadores a una jornada Nacional de protesta el próximo miércoles 26 de abril.
  • Para tener confianza en la corte constitucional, como garante de la carta magna, esperamos que los nombramientos de los cinco magistrados que faltan, se hagan por méritos y no por los favorecimientos políticos. El anterior planteamiento cobra validéz, pues le corresponde a la corte, conceptuar sobre la constitucionalidad de las leyes que implementan el acuerdo de paz, responsabilidad enorme para dejar en firme lo acordado.
  • La crisis en Venezuela, deja como resultado que los ciudadanos de a pie tomemos partido de una u otra manera y que opinemos de acuerdo a lo que nos informan. La preocupación surge, por injerencia que tiene Estados Unidos en los pueblos del mundo. Ayer, el presidente del imperio, nos recordó que tienen el poder bélico y que está dispuesto a hacer el protagonismo que le toca, que no respeta soberanías, y que es capaz de inventarse lo que sea para intervenir al país que  le dé la gana.
  • Seguimos recibiendo las bondades del alcalde Peñalosa en la Bogotá mejor para todos. La seguridad no mejora, los huecos no se tapan, la movilidad se vuelve más lenta, el Transmilenio ya no aguanta, la revocatoria avanza y la Bogotá humana muere lentamente.
  • El acuerdo de paz, sigue su marcha y el Gobierno sigue incumpliendo. Las zonas veredales no están listas, el fastrack avanza a paso de tortuga y el día 180 se acerca.

Dejo estas pequeñas inquietudes, para que en esta semana santa reflexionemos acerca de ellas. Los ciudadanos del común, debemos tomar partido en muchos temas de la vida Nacional, de no hacerlo, otros lo harán y así como organizaron la marcha del odio el primero de abril, seguramente buscarán estrategias para menoscabar  los derechos de los trabajadores, entrabar el proceso de paz y burlar la revocatoria del Alcalde de Bogotá, dependemos de sus buenas reflexiones.

 

Carlos Arturo Rico Godoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *