Cooperativas: modelo para el desarrollo social

El país atraviesa por un proceso de cambio que abre oportunidades en diferentes campos económicos y sociales, un escenario que, en especial para las nuevas generaciones, plantea una visión de país diferente en la cual existen nuevas posibilidades de producción, nuevos territorios productivos, nuevos mercados y por tanto, nuevas formas de inclusión y generación de ingresos, que cambian la manera de ver las metas de mediano y largo plazo esa nueva generación, en función de nuevas necesidades.

La revolución digital está cambiando la dinámica económica global a tal velocidad, que, inclusive, los marcos regulatorios actuales, están rezagados frente a los hechos sociales que de allí de derivan. 

En este escenario, el cooperativismo ve enormes posibilidades, en especial porque estas nuevas dinámicas económicas, sociales, culturales y ambientales, de manera coincidente, se dan en ambientes de cooperación, solidaridad, ayuda mutua y colaboración, ambientes en los que priman las necesidades comunes más que los intereses particulares y que conducen a repensar el esquema de desarrollo actual.

El modelo cooperativo a nivel global ha sido considerado de innovación social, no solamente porque a nivel económico contribuye a la generación de ingresos, democratización de la propiedad, eficiencia en los recursos por medio de economías de escala, regulación de precios, sino porque además aporta en la construcción de confianza y tejido social en las comunidades, lo cual lo convierte en un instrumento para el empoderamiento de la población como gestora de su propio progreso y desarrollo.

El Resultado del año pasado
En Colombia durante 2018 las cooperativas continuaron, en su conjunto, por la senda del crecimiento sostenido, con una estimación al cierre anual de alrededor de 7 millones de personas vinculadas a alguna cooperativa, un modelo empresarial que cuenta con alrededor de 4.000 empresas, con $44 billones en activos y un patrimonio común de $16,5 billones. 

Se destaca la participación importante en el campo financiero y de crédito al cual se encuentran vinculados el 52% de los asociados y ejemplos empresariales exitosos en otros campos como los seguros, el agro, la vivienda, el transporte, la vigilancia, el comercio, la salud, la educación, sólo para destacar los más importantes, ya que en más de 25 actividades económicas en Colombia se desarrolla hoy el modelo de empresa cooperativa.

Lo que viene para el presente año
Las expectativas del movimiento cooperativo para el corto y mediano plazo pasan por avanzar hacia nuevos campos de la economía nacional. 

Confecoop ha identificado 18 nuevos sectores en donde, con una política pública transversal e integral, las cooperativas podrían tener un papel central en el desarrollo local, lo que les permitiría aumentar su cuota de participación y consolidarse en algunos en los cuales ya tiene presencia, que son estratégicos para el desarrollo del país y sus habitantes, como son el agropecuario, el turismo, la tecnología, la inclusión financiera, el desarrollo rural integral, la generación de energías alternativas, el reciclaje, la formalización del trabajo y de segmentos de economía informal y para jóvenes, entre otros.

Un primer paso será la inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo, de lo que hemos denominado “Un pacto por el cooperativismo y la economía solidaria”, de manera que exista una política pública que permita contar con instrumentos que faciliten a las comunidades poder avanzar en la creación y fortalecimiento de sus iniciativas cooperativas y solidarias, con un entendimiento claro de que este modelo aporta decididamente al desarrollo económico y social del país.

Colombia tiene la oportunidad, y a la vez la necesidad y obligación de ajustar su modelo de desarrollo. Aspectos como la disminución de las rentas petroleras, las nuevas economías, la denominada economía naranja, el desarrollo de los territorios en ambientes de convivencia, ha vuelto atractivo al país, incrementado la inversión extranjera, la cooperación internacional, el consumo interno y, en general, el interés del mundo por un país inmensamente rico en recursos.

Impulsando procesos cooperativos 
La Confederación de Cooperativas de Colombia – Confecoop, impulsa un plataforma de desarrollo con la cooperación internacional cooperativa con aliados como Coopermondo de Italia, Acodea y LKS Mondragón de España, con quienes trabaja proyectos productivos en regiones apartadas de Colombia, fortaleciendo procesos cooperativos y de economía solidaria, por medio de asistencia técnica, algo que puede ser potenciado si el Gobierno acoge las propuestas que el cooperativismo ha planteado para ser incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo.

Para el sector es de vital importancia en materia de política pública contar con un marco regulatorio adecuado, unos procesos de supervisión y control eficientes, una nueva arquitectura institucional que permita articular desde el más alto nivel del Gobierno la acción del Estado, procesos que el cooperativismo espera se consoliden en 2019.

Efecto de la Ley de financiamiento 
Dos disposiciones de la Ley de Financiamiento consideramos relevantes para la promoción y fortalecimiento del cooperativismo. La primera relacionada con la homologación que dicha norma hizo entre las entidades con ánimo de lucro y las cooperativas y mutuales en cuanto al pago de aportes parafiscales. 

De esta manera, se exonera a este tipo de empresas de los pagos por los trabajadores que devenguen hasta 10 smlmv, tal como ocurre en el sector mercantil y se genera para el sector cooperativo un estímulo en cuanto a la creación de nuevos empleos, sostenibles y de calidad.

Por su parte, el hecho que la actividad financiera cooperativa no haya quedado cobijada con la sobretasa temporal de renta, constituye un claro mensaje de estímulo y reconocimiento al enorme papel que cumplen las cooperativas de ahorro y crédito y financieras, en políticas de inclusión social, económica y financiera, principalmente en sectores de menores ingresos y en sitios de la geografía nacional que no cuentan con servicios financieros o son atendidos con severas limitaciones por otros actores del mercado.

Carlos Ernesto Acero Sánchez
Presidente Ejecutivo de Confecoop

Comments are closed.