Día internacional del Cooperativismo

El Día Internacional de las Cooperativas se celebra el primer sábado de julio de cada año. Es por ello que este 7 de julio, en todo el mundo el Movimiento Cooperativo celebra su día.

Esta fecha fue instituida por las Naciones Unidas para celebrar el centenario del establecimiento de la Alianza Cooperativa Internacional (A.C.I.) órgano rector del Cooperativismo y desde entonces esta fecha tiene el objetivo de aumentar el nivel de concientización sobre la actividad de las cooperativas y difundir masivamente los logros del movimiento y los ideales de la solidaridad internacional, la eficiencia económica, la igualdad y la paz mundial.

En este día también se persigue el objetivo de fortalecer y ampliar las asociaciones entre la cooperación internacional, el movimiento cooperativo y otros actores, incluidos los gobiernos, a nivel local, nacional e internacional.

Desde 1995, un lema precede la celebración del día internacional de las cooperativas, este año tiene la particularidad de que fue definido través de una votación usando las redes sociales, el lema elegido es: “Sociedades sostenibles gracias a la cooperación”.

Que haya sido elegido este lema por el movimiento cooperativo internacional no es casual, ya que el desarrollo de una economía sostenible y sustentable forma parte del ADN, porque el cooperativismo desde sus orígenes busca la conformación de una sociedad mundial más justa y equitativa, con el desarrollo de una economía para todos, donde la redistribución del ingreso social sea lo más justo e inclusivo posible.

Cuando el cooperativismo habla de “Sociedades Sostenibles” lo hace porque entienden que son aquellas Sociedades que reflejan los límites ambientales, sociales y económicos del crecimiento. Planteado así, por imperio de su propia naturaleza, las cooperativas cumplen un rol fundamental en el desarrollo de una sociedad, con tres aristas muy importante, a saber:

1º Como actores económicos, crean oportunidades de empleo, medios de vida y generación de ingresos.

2º Como empresas con objetivos sociales y centradas en las personas, contribuyen a la equidad y la justicia social.

3º Como instituciones democráticas, son controladas por sus miembros y desempeñan un papel de liderazgo en la sociedad y las comunidades locales.

Cuando habla de Sostenibilidad, el cooperativismo hace referencia a los principios y valores que desde hace dos siglos forman parte del su espíritu, en esta ocasión, se refiere al séptimo de sus principios rectores la preocupación por la comunidad. Las cooperativas son empresas que buscan desarrollar sus actividades, sin dañar el medioambiente, sin agotar los recursos y creando vínculos donde empresa y comunidad reciban beneficios recíprocos y duraderos.

“Las cooperativas tienen dos siglos de experiencia en la construcción de sociedades sostenibles. Entre algunos de los ejemplos podemos citar que las cooperativas agrícolas trabajan para mantener la longevidad de la tierra en la que cultivan por medio de prácticas agrícolas sostenibles. Las cooperativas de consumo respaldan la obtención sostenible de sus productos y educan a los consumidores sobre el consumo responsable. Las cooperativas de viviendas ayudan a garantizar viviendas seguras. Los bancos cooperativos contribuyen a la estabilidad gracias a su proximidad con sus clientes y brindan acceso financiero a los mercados locales e incluso en áreas remotas. Las cooperativas de servicios públicos trabajan por la transición a una electricidad más limpia y por el acceso de las comunidades rurales a la energía y el agua. Las cooperativas en la industria y los servicios en sus múltiples sectores (salud, comunicación, turismo) tienen como objetivo proporcionar bienes y servicios de manera eficiente y ecológica, al mismo tiempo que crean empleo sostenible y de larga duración”, dice la A.C.I. a través de su presidente, Ariel Guarco.

El 7 de julio, los cooperativista de Catamarca festejaron su día, y lo hicieron con un mensaje firme a la sociedad: la clave del desarrollo y crecimiento de las economías regionales, alejadas del puerto, está en la asociación de los pequeños productores en cooperativas, sean estas de acopio o producción, de trabajo o de servicios, trabajando juntos y junto al gobierno para cambiar las políticas erráticas de los últimos años, donde se ha llevado a confundir el termino cooperación con asistencialismo, porque asimilar al trabajo cooperativo al de un plan social, atenta contra nuestra propia identidad. El cooperativismo busca generar trabajo genuino y sostenible en el tiempo, en generar riqueza a través del desarrollo del Capital Social, que sea beneficioso para la sociedad en términos económicos y sociales de igualdad e inclusión.

Las crisis económicas solo castigan a los más débiles y concentran la riquezas en pocas manos, eso está claro, pero como sostiene Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, “cuando las personas trabajan juntas, se pueden mitigar algunas debilidades del mercado (…) Las cooperativas hacen que los individuos cooperen más, mientras que el mercado lo hace más egoísta”, a través de la capacitación y la educación de sus miembros y del resto de los integrantes de la sociedad, el movimiento cooperativo puede demostrar/que construir otro tipo de economía es posible.

Ángel G. Amaya
Licenciado en Cooperativismo
y Mutualismo

Fuente: https://www.elancasti.com.ar/opinion/2018/7/10/dia-internacional-del-cooperativismo-376318.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *