DUQUE CON EL CLIENTELISMO.

A pocas horas de conocidos los resultados electorales del pasado domingo, ya el clientelismo y toda la maquinaria electorera, hacian fila en la sede de Iván Duque para ofrecer su respaldo. Los mismos con las mismas. Los dirigentes de Cambio radical, el partido conservador, partido de la U, los liberales, definieron que las diferencias en la económico, social y político habían terminado y que Duque era la mejor opción para el país.

Esta actitud no es de ahora, siempre ha sucedido, pues hay partidos con sus dirigentes que solo les interesa, conservar su participación en el Gobierno para sostener su caudal político, es decir favorecer sus intereses partidistas, en otras palabras, mantener la clientela.

En el año 2002, pese a que los partidos liberal y conservador, tenían como candidato Horacio Serpa y Juan camilo Restrepo respectivamente, un grupo importante de parlamentarios de ambos bandos, se le unieron a Uribe Vélez. En los años, 2010 y 2014, paso lo mismo, con el actual mandatario, antepusieron la mermelada a los principios de sus partidos. El clientelismo, que reparte beneficios en forma arbitraria e inequitativa entre votantes, a través de una maquinaria política que se queda con una buena parte de lo que se podría repartir, no solo fomenta la corrupción en todo el sistema político, eso lo seguiremos viendo, porque, aunque no lo dice Duque, los respaldos recibidos no son gratuitos.

Cuando el clientelismo es primero las ideas y propuestas pasan a un segundo plano. No importa que se reduzcan derechos, ni que se imponga nuevos tributos, ni la desigualdad, ni la falta de empleo. Propuestas como una nueva reforma tributaria estructural, una reforma pensional, la Unificación de las altas cortes, el fomento de la inversión privada, bajar los impuestos a las grandes empresas, modificaciones al acuerdo de paz, pasaran por el congreso para sus debates ya con el sello de aprobación.

Nuestro candidato Gustavo Petro, bien lo dijo en una entrevista el pasado jueves. Los colombianos que votan por Duque, saben a ciencia cierta quienes son ellos y como han actuado. Conocen lo que ha pasado con los falsos positivos, saben que es la parapolítica y quienes la crearon, saben que es la corrupción y quienes han estado involucrado en estos hechos, conoce a la perfección el caso Odebrecht, son conscientes que el modelo de salud no funciona, que nuestra educación es excluyente. la pregunta entonces es porque prefieren votar por ellos y no por el verdadero cambio.

Carlos Arturo Rico Godoy.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *