fbpx

Editorial Gerente General

 NO AL PAQUETAZO DE DUQUE

Como era de esperarse, este Gobierno, obedeciendo a sus compromisos con los empresarios y con los organismos internacionales como el FMI y la OCDE, ha dejado saber sus intenciones para reformar el régimen pensional, el régimen laboral y privatizar empresas estatales a través de lo que ha llamado Holding financiero.

Este paquetazo, conlleva a que la clase trabajadora siga perdiendo derechos y como novedad se pretende precarizar el trabajo de los jóvenes. En la propuesta de reforma pensional, filtrada por los medios de comunicaciones, ya nos advirtieron que, van a elevar las cotizaciones para los trabajadores de manera gradual hasta llegar al 20 por ciento y acabar con el régimen de prima media, es decir, Colpensiones. La intención del Gobierno, es convertirlo en un fondo privado, más dinero para el sector financiero.

El presidente, públicamente ha desmentido estas afirmaciones y ha dicho que no aumentara la edad, ni las cotizaciones, ni mucho menos su pretensión es acabar con Colpensiones, que su idea es formalizar el trabajo, mejorar la protección a la vejez con equidad y redistribuir los subsidios. El viceministro de hacienda, planteo los tres ejes que sostendrán la reforma, no afectar derechos adquiridos, no aumentar la edad de pensión y hacer más equitativo el sistema para los más vulnerables.

Lo contradictorio, es que mientras eso dice el primer mandatario y el vice de hacienda, su ministra de trabajo, la semana pasada, dejó entrever que la reforma laboral, tendrá como eje central, la flexibilización y los contratos por horas, estrategias que conllevan ni más ni menos a desmejorar las condiciones laborales de la clase trabajadora. Igualmente, los empresarios, han propuesto, abolir el pago de intereses a las cesantías, abaratar el costo de los despidos laborales y crear el salario mínimo diferencial acorde a la productividad de las regiones.

La privatización de empresas estatales, con perfil financiero como Findeter, banco agrario, fiduciarias la previsora y agraria, nueva eps, el icetex, Bancoldex, el fondo Nacional del ahorro, entre otros, están a punto de fusionarse en algo que han llamado el grupo Nacional financiero.

La aprobación del presupuesto general de la nación para el año 2020, a pupitrazo limpio, demuestra una vez más, el poco interés y la irresponsabilidad de la mayoría del legislativo por revisar como se distribuyen los dineros del estado. Por varios senadores de los partidos alternativos nos enteramos que, por ahora, se han encontrado dos artículos el 44 y 78 que, en su orden disponen que, del presupuesto de las universidades públicas se paguen las condenas jurídicas que tenga la nación y lo peor dejan 250.000 millones para pagar la corrupción de Odebrecht.

La fuerza de los trabajadores y el pueblo en general, deben urgentemente, preparar el gran paro Nacional propuesto por las organizaciones sindicales y sociales para el próximo 21 de noviembre, para salirle al paso a semejantes despropósitos contenidos en este paquetazo. Es con la unidad y la movilización, como enfrentaremos estos agravios a la clase trabajadora.

Carlos Arturo Rico Godoy.