HOMENAJES EN EL MES DE MAYO.

Mañana domingo y el próximo martes celebramos en nuestro país, el día de las madres y el día del educador. El panorama de la mujer y madre en Colombia ha cambiado sustancialmente en los últimos 50 años. En las últimas décadas el panorama laboral de las mujeres se ha transformado de forma sustancial sobre todo porque se abrieron las barreras de la discriminación y la mujer tomo la decisión de prepararse profesionalmente e irrumpir en el mundo laboral.

Ser madre en Colombia no es fácil. A pesar que la constitución política consagra que el estado apoyará de manera especial, a la mujer cabeza de familia, no existe una verdadera política de protección al empleo y de facilidad para ingresar al trabajo formal. Existen leyes que priorizan a la madre sobre todo si es cabeza de familia, pero que en la realidad no se cumplen. Leyes sobre trato preferencial para el ingreso al sector educativo, apoyo en materia de empleo, estabilidad laboral en empleos públicos, prelación a cargos de carrera administrativa, apoyo en vivienda, apoyo en caso de desplazamiento forzado, fomento para el desarrollo empresarial, son letra muerta.

La violencia desatada en los últimos 60 años en Colombia también   ha ocasionado que muchas madres hayan quedado viudas o hayan sido desplazadas. Este hecho, hace que los niños estén creciendo en entornos más conflictivos y de vulnerabilidad, la sociedad del mañana va a estar menos bien. En el hogar es donde normalmente se aprenden las competencias de socialización, se trabaja en la forma de resolver conflictos, de perdón, pero si están en unos entornos inestables, no van a desarrollar esas competencias sociales del mejor modo y a la sociedad no le va a ir bien.

Madres, las admiramos, sabemos que ustedes son dadoras de vida, que son capaces de dar hasta el último aliento por el bienestar de sus hijos, que en un alto porcentaje llevan las riendas de los hogares, que resisten hasta la saciedad los excesos machistas, por eso y por mucho más, mañana solo es un día más porque su día son todos los días.

De igual manera, Saludamos de manera efusiva a todas y todos los maestros de Colombia. A pesar de las adversidades, los educadores, trazamos caminos y ayudamos a construir el futuro a millones de jóvenes en la búsqueda de un país igualitario.

Quienes tomamos la decisión de manera consciente de ser educadores, llevamos por dentro un alma de niño, entendemos la educación como aquella que más allá de impartir conocimientos, es aquella que ayuda a los seres humanos a ser lo que van a hacer, aquella que ayuda a descubrir los talentos, la que inspira a los niños y niñas  a que exploren, que pueden hacer realidad sus imaginarios, es decir; nuestra labor consiste en despertar esa fantasía que llevan por dentro, sobre todo en esta épocas, en donde los estudiantes llegan con un cumulo de conocimientos.

Fuera del aula, tenemos un gran compromiso con la comunidad educativa, porque somos ejemplo de vida, porque formamos, porque si logramos que el pueblo se eduque no habrá distinción de clases sociales, si no que tendremos las mismas oportunidades en los campos laborales, sociales, políticos y económicos.

A pesar de que las condiciones con la cual desarrollamos nuestra tarea no son las mejores, no declinamos, seguimos en nuestra tarea de educar, de formar, de orientar de forjar las esperanzas y los sueños con los que llegan los jóvenes al aula.  A pesar de que no contamos con las nuevas tecnologías, con los mejores materiales didácticos, ni las mejores instalaciones, siempre pensamos en nuestros niños, es nuestro objetivo enseñarlos a ser libertarios, hacemos todos los esfuerzos para que nuestros jóvenes busquen su horizonte y hagan realidad sus proyectos de vida. MADRES Y MAESTROS, UN SALUDO EN SU DIA, USTEDES SON UNICOS, POR USTEDES VALE LA PENA VIVIR, ¡FELIZ DIA!

Carlos Arturo Rico Godoy.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *