LAS TRABAS PARA HACER TRIZAS LA PAZ

En la convención del centro democrático realizada en el año de 2017, Fernando Londoño, lanzó la frase “el primer desafío del centro democrático será el de volver trizas ese maldito papel            que llaman acuerdo final con las Farc”. De igual manera, en su momento, el entonces precandidato Iván Duque, en la misma convención dijo “Estamos indignados, nos indigna que se haya relativizado la justicia y que hoy sean los criminales más vulgares de nuestra historia los que hayan acomodado la justicia, ni más, ni menos que para diseñarla a la medida de sus pretensiones de impunidad”. Elegido como presidente, Iván Duque y el centro democrático, están haciendo todos los esfuerzos por cumplir con eso que dijeron un año atrás.

El excandidato presidencial Gustavo Petro, manifestó su preocupación por la actitud del uribismo por las trabas que está poniendo al avance de la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y acusó al expresidente Álvaro Uribe Vélez de querer garantizar la impunidad para él y poner en riesgo a miles de miembros de la Fuerza Pública.

Por todas las presiones que se dieron, inclusive con el llamado que hizo  la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia a las instituciones del Estado competentes y a las fuerzas políticas para que “remuevann los obstáculos que siguen impidiendo que el proceso de paz cumpla con su compromiso con la justicia”, el Senado de la República aprobó el pasado miércoles, la ley de procedimiento de la JEP, aunque esta norma logró salvarse y no se hundió, un artículo tendrá que pasar por revisión de la Corte Constitucional, ya que según el Gobierno no cumple con los requisitos del Acto Legislativo 01 de 2017.El polémico artículo en mención, hace que los militares no tengan que comparecer ante la JEP todavía, a la espera de una reforma constitucional que crea una nueva sala dentro de esa jurisdicción.

Hasta el momento así van las cosas, el presidente electo y la bancada del centro democrático impusieron sus condiciones y lograron modificaciones importantes al proyecto. La inquietud que nace de todo este debate que se ha dado entorno a esta reglamentación es porque el senador Álvaro Uribe Vélez, no quiere que a los militares los juzguen los magistrados de la corte de justicia especial para la paz, será que tiene temor que ellos-los militares- cuenten todo lo que saben, digan por fin quien era el que daba las órdenes para hacer seguimientos a opositores y líderes sociales, quien ideo los falsos positivos, que saben los militares de las alianzas de paramilitares y el ejercito para permitir las decenas de masacres ocurridas entre los años 2002 y 2008.

Invitamos a los ciudadanos a poner el ojo en las actuaciones del nuevo congreso a partir del veinte de julio, de lo contrario la tan anhelada paz que por tantos años soñamos se convertirá en una quimera.

Carlos Arturo Rico Godoy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *