Ley de Financiamiento para tapar un hueco fiscal

En las próximas semanas, el país deberá abordar el análisis de una nueva reforma tributaria propuesta por el Presidente Duque, esta vez denominada “ley de Financiamiento” y que busca tapar un “hueco fiscal del orden de 25 billones de pesos”, según las fuentes estatales.

Fuente: Colprensa y Portafolio

Con la Ley de Financiamiento se busca conseguir el equilibrio necesario para que las arcas estatales tengan más recursos, pero que a su vez alivie la carga tributaria de las empresas en aras de generar inversión. En esa búsqueda, uno de los planteamientos que se espera es que el Estado reformule gastos por cerca de 1,2 billones de pesos.

Una de las fórmulas propuestas por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, es la reducción de la conocida tasa corporativa, fijada en cerca de un 33%, y que según la consultora Deloitte se convierte en la tercera más grande de la región, superada por Brasil (34 %), Venezuela (34 %) y Argentina, donde ese tributo puede llegar a ser hasta del 35 %.

“Lo que esperamos con esta Ley de Financiamiento es que se cumpla la promesa hecha en campaña, la de reducirle esa carga tributaria a las empresas del país con la idea de hacer más fácil su funcionamiento. Esto sin duda brindará capacidad de maniobra”, dijo Sergio Soto, director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Antioquia.

José Andrés Romero, director de la DIAN, explicó que la Ley de Financiamiento incluirá la simplificación de sistemas, el mejoramiento de procedimientos y la mejor estructura tributaria, de modo que esto permita reactiva la economía.

“Este proyecto no es solo para financiar el gasto público, sino para lograr que los empresarios que hoy están en una mala situación y personas que están pagando muchos impuestos puedan tener un sistema que alivie cargas y sean optimistas con el futuro del país, traigan sus recursos a Colombia y activen la economía nacional”, indicó Romero.

Otras de las pinceladas dadas por el funcionario sobre esta ley tienen que ver con que se planean identificar y reforzar, en conjunto con la Fiscalía, algunos tipos penales (delitos) para que realmente se generen situaciones ejemplificantes contra aquellos que deciden evadir impuestos.

“En cuanto a simplificar la norma y mejorar los sistemas, queremos que las personas puedan pagar sus impuestos por todos los medios (como celulares); que el call center de la entidad esté bien; que si alguien necesita, pueda pedir aplazamiento de forma sencilla, etc. Todo esa filigrana es clave para que el contribuyente pague y vea que es algo sencillo”, agregó el funcionario.

Por esto, en la Ley de Financiamiento también se incluirá el nuevo régimen simple, que reemplazará el monotributo, y consistirá en un pago mensual de un porcentaje fijo de los ingresos, es decir, será una especie de pago anticipado voluntario.

Todo lo anterior, según Romero, llevará a que el país consolide su recaudo tributario, como consecuencia de la reactivación que se prevé esta Administración. Por esto, la DIAN, en la modernización que alista el director mejorará sus procesos de fiscalización, llevando a que en el 2019 se logren recoger unos $10 billones por gestión de la entidad, es decir, el doble de la meta del año pasado.

“Acá se trata de disuadir y persuadir, controlar y hacer pedagogía, pero para el que no cumpla, poder enviarle todo el peso de la ley, y para eso necesitamos la modernización. Esta es ley de financiamiento tendrá un impacto estructural”, añadió.

Anota también, el Director de la DIAN que los impuestos traen beneficios, además de ser obligatorios. Propone que “se entienda que estos traen cientos de beneficios y que son obligatorios. Para esto, también se prevé que se genere un estigma de que el evasor es una amenaza contra la sociedad, ya que no cumple con sus obligaciones y está afectando a la sociedad colombiana, quitándole recursos que se podría ir a financiar vías o a la salud”.

Factura electrónica

De otro lado, el director de la DIAN también confirmó que están en proceso de ajustar los plazos para implementar la factura electrónica. Para el efecto, a los grandes contribuyentes se les dará un nuevo plazo para empezar a facturar de esta forma hasta desde el 1° de enero del 2019.

No obstante, después de esto, añadió Romero, “no queremos meter más grupos a facturar, porque queremos estar seguros de que la gente cuando entre, no incurra en gastos muy altos, y que tengamos un software de talla internacional. Para esto, la semana pasada cerramos el contrato con las firmas Gosocket y Microsoft, con el fin de hacer la factura en la nube y para que se tuvieran varias de propiedades que hacían falta”.

Así, el próximo año, la obligatoriedad se hará de forma gradual con los diferentes sectores, lo cual comenzaría a darse a partir del segundo trimestre, pero bajo el modelo nuevo. Es decir, no entrarán todos de una sola vez, con el fin de que, como dice el funcionario, “esta política sea todo un éxito y la gente crea en esto, con lo cual la primera tarea será que no le vean problemas desde el principio. Por ejemplo, el software actual no permite el factoring, y hay firmas que se financian así”.

En este punto, Romero afirmó que entre los otros ajustes ya se incluyó una ampliación en el nuevo contrato con Gosocket para que se desarrolle un módulo de factura gratuita, el cual les aplique una parte a las pequeñas y medianas empresas que se acojan al régimen simple. “Buscaremos que las pymes vean a la DIAN como herramienta para manejar su negocio y vean en el cumplimiento de las normas tributarias una tarea más a la hora de hacer negocios”, detalló.

Por esto, justamente están trabajando en este rubro, de modo que, en la realidad, se reduzcan los gastos de las empresas a la hora de facturar y, a la vez, se pueda confirmar entiempo real que la información reportada es 100% verídica. Esto, con el fin de que la gestión de fiscalización de la DIAN se enfoque, ahora sí, en los verdaderos evasores.
Por lo anterior, la entidad tributaria establecerá una normativa, con el fin de que el 2019 sea un año de transición para la adopción de este mecanismo, y no se sancione a quienes no lo haga, por razones tecnológicas o de conveniencia comercial.
“En el 2019 haremos todas las pruebas con el software para que queda totalmente listo, y así, desde el 2020, sí quedaría totalmente obligatoria la factura electrónica”, concluyó el director de la DIAN.

Las polémicas

Entre los cambios más “controversiales” que podrían llegar a aparecer en esta Ley de Financiamiento se cuenta un aumento en el número de personas que deberían declarar renta. Ya el mismo ministro Carrasquilla lanzó la propuesta de que aquellos colombianos que devenguen desde 1,8 millones de pesos al mes entren a la base gravable.

El anuncio en su momento fue polémico, pero no fue descartado por el Gobierno. El presidente Iván Duque sólo señaló que aquellos que devengan más ingresos podrían ver aumentado el aporte que hacen por declaración de renta.

“Lo que no debería pasar es que el Gobierno apruebe un aumento del IVA para la canasta familiar, otro de los planes de la iniciativa, el cual le daría al Estado unos 34 billones de pesos en los próximos cuatro años”, dijo Mario Valencia, director de Cedetrabajo.

Tanto para Valencia como para Soto este punto es esencial. Mientras el director de Cedetrabajo prevé que será una realidad, el representante de los comerciantes de Antioquia hace un llamado para que la canasta familiar no sea gravada, y que a los bienes y servicios con 19% de IVA se les reduzca en un punto porcentual ese impuesto.

“De esta reforma tributaria, porque eso es en realidad, se debe esperar que ayude a recaudar el faltante que requiere el país, pero que también reduzca las brechas de desigualdad. El trabajo no será fácil, pero sí se necesita”, concluyó Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *