Lo que no sabemos de Bogotá

Soñemos y rescatemos la naturaleza
4 de octubre de 2021
COOTRADECUN llega a los llanos orientales de Colombia. Bienvenido departamento del Meta
4 de octubre de 2021

Lo que no sabemos de Bogotá

Juan Antonio Rodríguez Beltrán

Comité de Comunicaciones

COOTRADECUN

El viernes 6 y el sábado 7 de agosto se conmemoran dos fechas muy importantes para la historia del país. Bogotá estuvo de celebración al festejar 483 años desde su fundación. También se están cumpliendo 202 años de haberse llevado a cabo la batalla de Boyacá, con la cual el ejército del libertador Simón Bolívar logra la independencia de nuestro país al derrotar al ejército español. Nos liberamos del yugo del país invasor, al cual nos tenía sometida la tiranía de la corona española, dejando para la interpretación de cada uno de ustedes…independencia o simplemente cambio de régimen…

Pero más que referirme a hechos trágicos y lamentables y seguir evocando lo que pudo ser y no fue, voy a dedicar estas líneas para hacer referencia a datos curiosos sobre Bogotá en su cumpleaños:

Y es que el pasado 6 de agosto la capital de la república estuvo de fiesta, celebró 483 años de una rica historia plagada de todo tipo de hechos, unos más célebres que otros. Por eso, a manera de homenaje, presento diez datos poco conocidos sobre esta gran ciudad que hace unas décadas fue conocida como la “Atenas Sudamericana”. Iniciemos entonces:

  1. La calle más estrecha

Bogotá es una ciudad con grandes y amplias avenidas como la Autopista Norte, la Avenida Boyacá, la Carrera 30, la Avenida 68, entre muchas otras que conforman la malla vial de la ciudad. Lo que pocos saben es que, en contraste, entre las calles 25 y 26 y las carreras Novena y Décima se encuentra la que es considerada como la calle más estrecha de la capital, la cual tiene tan solo 20 centímetros de ancho. Vale la pena ir a corroborar.

  1. Tres veces fundada

La fecha celebrada como el día que se fundó Bogotá es el 6 de agosto de 1538. Pero en realidad esta fue la segunda fundación de la ciudad, ya que la primera ocurrió a finales de 1537 en lo que hoy es la carrera segunda con calle 13, es decir, junto al Chorro de Quevedo. Gonzalo Jiménez de Quesada hizo lo propio en 1538 en la actual Plaza Santander. Es decir, fue en este lugar y no en el ‘Chorro’ donde se construyeron las doce chozas y una capilla. Una tercera y definitiva fundación se dio el 27 de abril de 1539, fecha en que se resolvió la disputa entre Jiménez de Quesada, Sebastián de Belalcázar y Nicolás de Federmán. El acta de este hecho se firmó en la actual Plaza de Bolívar.

  1. El primer nombre de la ciudad no fue ni Bacatá ni Santa Fe

Contrario a lo que muchos creen, el primer nombre de la ciudad no fue Bacatá ni Santa Fe. Por el contrario, Jiménez de Quesada nombró la naciente población como Nuestra Señora de la Esperanza.

  1. El más reciente cambio de nombre

En un acto de emancipación, Simón Bolívar cambió el nombre de la ciudad de Santa Fe a Bogotá, al considerar el primero una imposición española y el segundo uno más autóctono. El nombre se mantuvo hasta la constitución de 1991, año en el que, por error, pasó a llamarse “Santa Fe de Bogotá”, lo cual indignó a muchos capitalinos. De esta forma, por medio de una reforma constitucional, en el año 2000 se quitó el “Santa Fe” para quedar como nombre oficial solo Bogotá.

  1. Bogotá no se construyó en Bacatá. 

Por años nos han dicho que Bogotá toma su nombre de la ciudad de Bacatá, que significa “la dama de los Andes” o “la dama de la montaña que resplandece”. Se trataba de un pueblo que hacía parte del zipazgo muisca. Sin embargo, esta población se encontraba en la actual Funza. Jiménez de Quesada fundó la capital en un poblado llamado Thybzacá o Teusacá, del cual se derivó Teusaquillo.

  1. El primer bus

Actualmente la movilidad es uno de las principales preocupaciones de los capitalinos. Este es un problema que por siglos ha aquejado a los bogotanos, al punto, esta situación llevó a que el empresario José Antonio Carrasquilla importara en el año de 1840 el que fue el primer bus de la ciudad, el cual era tirado por caballos y fue nombrado como ‘Cocli’.

  1. Un carro de infarto

Continuando con temas de movilidad, el primer automóvil traído al país llegó en el año 1905 por el expresidente Rafael Reyes. Cuentan los cronistas de la época que fue tal el espanto que causó el ruido del motor que una señora de nombre Clementina de Flórez falleció al instante tras darle un infarto por el susto.

  1. La Atenas Sudamericana

Muchos hoy manifiestan su sorpresa de que la capital del país fue llamada en otro tiempo “La Atenas sudamericana”. Sin embargo, para la fecha en la que recibió el apodo, mediados del siglo XX, Bogotá era un epicentro de la cultura del continente, con por lo menos 60 museos (que continúan hasta hoy).

  1. En honor a un zapatero

Es común escuchar que la localidad de Chapinero, así como el barrio que recibe el mismo nombre, fue llamado así por los ‘chapines’, una especie de zapatos. Lo que pocos saben es que fue un zapatero en especial el que le dio el nombre a la zona.

Se trata de Antón Hero Cepeda, especializado en chapines para deformidades en los pies. Quienes buscaban el mejor calzado para ese tipo de condición iban al ‘Chapín-Hero’, que posteriormente se acortó a sólo ‘Chapinero’

  1. El trasteo más grande y engorroso

En el año 1974 Bogotá fue célebre por realizar un hito en la historia al alcanzar el récord de trasladar la estructura más pesada. Se trata de la Torre Cudecom, que impedía la construcción de la Calle 19. Por este motivo, en una hazaña de la ingeniería, toda la edificación, con un peso de 7.000 toneladas y seis pisos de alto, fue movido unos nueve metros. Hoy continúa en pie en la Calle 19 con Avenida Caracas.

Para finalizar, como dirán en un reconocido noticiero televisivo: y mi ñapa: El restaurante más antiguo de la ciudad que continúa en operación se encuentra en pleno centro histórico, frente a la Catedral Primada, y es nada más y nada menos que la famosa ‘Puerta Falsa’, con más de 200 años, el cual fue creado en 1816 y en donde no fue invitado el clero por cuestiones políticas.

Posiblemente existan muchos más datos curiosos de Bogotá, la ciudad que me abrió las puertas y que lo ha hecho con muchos de los residentes en la capital, para que al unísono y en medio de aplausos y canciones le digamos ¡Feliz Cumpleaños Bogotá! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *