La escuela como escenario de conflictos y posibilidades de paz.
8 de junio de 2022
Club Deportivo COOTRASPORT COOTRADECUN
8 de junio de 2022

Por un mundo más humano, compasivo e incluyente

Salomón Rodríguez Piñeros

Coordinador de Comunicaciones

 

Comúnmente se dice que hay niños especiales, por sus ritmos de aprendizaje y por la manera como se percibe el mundo. De todas maneras, todos los niños son especiales, así que el término ya es de análisis y reflexión. Simplemente en este mundo de colores, gamas y posibilidades, todos somos diferentes. Es por eso que la presente reflexión no es un artículo de un especialista, simplemente la mirada de un maestro y de un ser humano que ha compartido la vida seres en condiciones distintas.

En el mundo actual la escuela y las políticas públicas de inclusión, deben comprender que hay otras formas de enseñar, pero en la misma línea otras formas de aprender. Es por ello que los planes e inversión en educación deben velar por el respeto, por los programas que en estas necesidades especiales deben contar con expertos, con espacios y condiciones dignas para acompañar a los niños y niñas en estas condiciones vulnerables.  Por ello, el pasado 2 de abril, se conmemoró el día internacional del autismo.

Una condición cognitiva que genera algunas dificultades de interacción con los otros y de su misma expresión, donde los estigmas y los estereotipos, ponen a los niños y adultos con autismo en una desventaja social y no es necesariamente por la condición autista, más bien por el desconocimiento de las políticas públicas y de quienes rodean a ese niño o ese adulto. De acuerdo con las capacidades de las personas con autismo, ellas poseen otras dinámicas en su desarrollo, ello no significa que sean menos inteligentes que los demás, por el contrario, perciben los sentimientos, las emociones, los problemas y sus entornos de otra manera.

Su mundo, hace parte de un constructo que ellos mismos comprender y del que se sumergen a sí mismos, algo en ocasiones no visible e incomprensible por los demás. En muchos casos, las personas más cercanas son precisamente las madres, al fin y al cabo, son ellas quienes han visto crecer y desarrollar a los niños en sus propios imaginarios.

La forma de ver el mundo es diferente y compleja a la vez, para el caso de los niños autistas. Vale la pena decir que con o sin autismo el cerebro es diferente para todos los seres humanos, nuestros ritmos de aprendizaje, nuestra manera de comportarnos ante situaciones extremas son diferentes siempre, bajo el estigma de lo que pudiese llamar “normal”. En algunos casos, niños o adultos que pasan por necesidades educativas especiales se ubican en rangos y patologías clínicas. Aunque en la actualidad, es importante comprender que no es una enfermedad, simplemente una condición. En estos casos, hace difícil expresar situaciones complejas o las mismas emociones de su ser, se comprende y se entienden los entornos desde otras formas.

También es conocido como TEA – Trastorno espectro del autismo… Definitivamente, datos interesantes que nos llevan a concebir un mundo más humano y tolerante. Quién dijo acaso, que en la diferencia no está otra manera de hacer la vida. Además, el mundo es una estampa de colores, podemos pintar el corazón de las personas de rojo, de azul, de naranja y hasta verde ¿Quién dice que no se puede? Si la vida está llena de colores para recrear lo que se quiere e incluso para pintar aquello que no se desea.

Desde estas líneas del “El Solidario”, queremos hacer un homenaje; primero a los niños y las familias donde el autismo y otras situaciones de esta índole, han entrado a sus vidas. No se puede desconocer el papel de esas madres y padres que luchan todo el tiempo, que darían todo por ver a sus hijos hablar e interactuar con otros. Aquellas acciones que para muchos son cotidianas, para estos casos sería motivo de alegría inmensurable, casi concebidas como un milagro…

También queremos hacer un reconocimiento al maestro Carlos Sandoval y su equipo de trabajo de la escuela mixta No. 8 el Estado de Jalisco– En Guadalajara, México. Esta comunidad definitivamente especial, sus directivos y docentes, son un ejemplo en Latinoamérica en el manejo de la inclusión, desde los proyectos que integran a los niños en una institución que se llena de sentido y de amor por la educación todo el tiempo.

Para finalizar, dejamos un recomendado con la canción: Azul del Corazón, para la concientización del autismo. Con el repositorio musical de Javier Cote, con la letra y las voces de Eura Reina y Lorena Izquierdo.

 

 

Comments are closed.